Funcionar según el modelo «de un día para otro» y estar preparados para los cambios repentinos – los retos que asumir y afrontar, según Manuel Molina

Recientemente, en el marco de una entrevista entre el Canal Sur TV y Manuel Molina Lozano, el CEO y presidente de TSS GROUP (compañía centroeuropea de intermediación turística) y mecenas de la Cátedra de la Facultad de Turismo de la UMA que lleva su nombre, se ha tratado el tema de los altibajos en los movimientos turísticos europeos, así como las expectativas de cara a la recuperación y liberación de los desplazamientos para los próximos meses.

En este sentido, según Molina, la libertad turística se encuentra retenida, pero no dormida, ya que, como se ha podido observar durante las ultimas semanas, en cuanto una región deja de ser zona de riesgo, los vuelos se disparan y se llenan de viajeros. Este es el ejemplo claro de las islas Baleares, no obstante, la Costa del Sol también podría contar con esta disrupción turística positiva próximamente, para lo cual debe estar preparada. 

Desde el punto de vista de los intermediarios turísticos, asegura, que hoy en día las más de 3500 agencias adscritas a TSS Group han tenido que cambiar su modelo de funcionamiento de modo que se tienen que adaptar inmediatamente a las circunstancias del entorno en cuanto vayan teniendo lugar. “Las cosas pueden cambiar de una semana para otra y es lo que tenemos complicado de manejar en la actualidad” – asegura Molina, “se tiene que contar con un plan estratégico de actuación, varios planes de apoyo, de modo que estemos preparados para cualquier cambio en los términos epidemiológicos, normas y requisitos de viajes”.

A pesar de que Alemania entre próximamente en un nuevo lockdown debido al aumento en las incidencias, los profesionales de la industria son optimistas, añade Molina. Se cuenta con que en los próximos meses se pueda viajar con más libertad y confianza, no obstante, insiste, resulta crucial avanzar en la organización eficiente del proceso de la vacunación – lo cual sigue siendo un reto para la Unión Europea.

“Está claro que este verano no va a ser igual como el de 2019 y los anteriores, la recuperación total de la industria todavía se ve lejana, puede tardar varios años en llegar” – explica Molina. “En el momento actual y dadas las nuevas limitaciones por parte del gobierno federal, el 37% de los alemanes se ven dispuestos a viajar fuera de su país, sin embargo, se debe tener en cuenta que es un 37% de un mercado que es capaz de gastarse 70 mil millones de euros, lo que puede ser un ingreso considerable para la industria”. Desde este punto de vista, hay que atraer a esos turistas, los destinos tienen que ser rápidos en reaccionar, abrir sus capacidades y recursos en el momento que se permite viajar y sacar la máxima liquidez posible en ese tramo, teniendo en mente que dicha oportunidad se puede volver a cerrar pronto.

Asimismo, el CEO y presidente de TSS Group vuelve a insistir en la importancia del papel de la intermediación turística a lo largo de este tiempo que tomará la recuperación total de la actividad turística, al ser estos agentes los que van a dar la confianza personal que buscarán los viajeros. Por otra parte, recuerda que los destinos deben estar preparados y contar con una infraestructura sólida que proporcione la seguridad sanitaria suficiente.

Por último, afirma que lo que se ha aprendido en estos meses es que todos los segmentos de la industria turística deben estar juntos si quieren afrontar una crisis: “El turismo no es solo una agencia de viajes, sino los turoperadores, la aviación civil, la hostelería, las instituciones, los destinos y muchos más. Tenemos que ser mucho más profesionales y no guiarse cada uno por su propio interés, sino establecer unas metas comunes y pasos para conseguirlas – esto es lo que asegura nuestro futuro”.

Entrada relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESEspañol