Perspectivas turísticas para el 2021, según Exceltur

La incertidumbre sigue siendo el factor clave predominante en el día de hoy de la industria turística, por lo cual, los expertos y organizaciones del sector no paran de ofrecer sus visiones en cuanto a los posibles escenarios de recuperación y desarrollo de la actividad turística durante el año 2021.

Desde este punto de vista, Exceltur propone su informe Nº75, elaborado a finales de enero de este año, donde, además de analizar el balance empresarial turístico del año 2020, ofrece una visión de las perspectivas del turismo a lo largo del año 2021 y los factores que, al día de hoy, podrían resultar determinantes en cuanto al ritmo de la recuperación del sector.

A pesar de las aspiraciones a una recuperación notable para este año, en gran parte gracias a los avances en la vacunación, aún no queda claro el grado en el cual el turismo conseguirá recuperarse en el año actual. Los profesionales de las empresas del sector se han encontrado con un gran problema a la hora de elaborar los planes de actuaciones y las previsiones a corto plazo: “El 30% de los empresarios encuestados en las últimas semanas de diciembre 2020 y primeras de enero 2021 no sentían disponer de información y la confianza mínima para hacer previsiones de actividad en los próximos meses” (Exceltur, 2021, p. 19).

De este modo, según Exceltur, los factores que están determinando ahora mismo la reanudación de la actividad turística durante el 2021 son los siguientes:

  • La paralización de la actividad en el inicio del año debido a la intensificación de la tercera ola de contagios por el COVID-19 en Europa;
  • Las incertidumbres relacionadas con el ritmo y la eficacia de las vacunas (las posibles mutaciones, el momento de llegar a tener la inmunidad colectiva, etc.);
  •  El grado de normalización de las decisiones administrativas que rijan los desplazamientos tanto nacionales como internacionales;
  • El nivel de la activación de la demanda en función de la situación de empleo y la disponibilidad de las rentas de las familias para viajar;
  • La escala de la capacidad de la supervivencia empresarial, así como la potencia de las iniciativas para “despertar” la demanda;

Asimismo, el informe revela que normalmente se habla de la recuperación de la industria en general, sin embargo, cabe valorar los diferentes segmentos de la oferta dentro de la industria turística global, pues no todos los sectores mostrarán el mismo nivel de recuperación, y tampoco todos dependerán de los mismos factores de cara a la reactivación.

De este modo, entre los sectores encuestados para el estudio, los grandes grupos de agencias de viajes, así como las compañías de transporte, prevén una recuperación poco notable en 2021, al estar fuertemente dependientes de las normas en cuanto a la libertad de los desplazamientos internacionales, principalmente.

Por otro lado, los hoteles, prestadores de servicios de ocio, entre otros, sobre todo los ubicados en las zonas costeras, se inclinan hacia un escenario más optimista de la recuperación, al contar con un nivel considerable de la demanda nacional, que podrían empezar a ver los signos de recuperación a finales de la primavera o a principios de verano, bajo la condición del avance en el ritmo de la vacunación y su eficacia, así como considerando la posibilidad de los desplazamientos dentro del país por motivos de ocio.

Por último, hacen referencia a los establecimientos y destinos urbanos, que, al ser nuevamente más dependientes de la demanda internacional, y de los viajes de negocios, muestran unas expectativas de recuperación relativamente más bajas. Lo contrario podría suceder con los establecimientos y las zonas correspondientes a los espacios naturales y rurales, al encontrarse más demandados durante los últimos meses y en gran parte por el turista nacional.

En los términos resumidos, “las perspectivas empresariales para 2021 evidencian una capacidad de recuperación más notable en los destinos dependientes de la demanda interna, especialmente en aquellos con una elevada concentración de su actividad en verano y con acceso en vehículo” (Exceltur, 2021, p. 27). De este modo, el consumidor español será el primero en reactivar las actividades dentro del propio país, previsiblemente antes de la temporada estival, y será durante esta última cuando se muestra la probabilidad de la reanudación de los desplazamientos turísticos por parte de los turistas internacionales, principalmente los europeos.

El año 2021, por lo tanto, se considera un año más bien de transición hacia la recuperación de la normalidad, al encontrarse todavía los diferentes países a escala mundial con las situaciones complicadas en cuanto a los niveles de contagios y al haber arrancado hace poco el proceso de la vacunación que, en los países europeos, no tiene previsión de conseguir inmunizar a la mayor parte de la población antes de los mediados o finales del verano 2021.

Informe completo de Exceltur disponible en: https://www.exceltur.org/perspectivas-turisticas/

Entrada relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESEspañol